Desarrollo

Volver al listado

A los dos meses de vida el bebé adquiere más control sobre su cuerpo. Empieza a mover los brazos y las piernas de manera más coordinada y uniforme. Y hasta “pedalea” con los pies cuando algo le emociona.

Qué esperar del bebé en los primeros meses

© GOÑI-AMILIVIA


Al mes de vida, el bebé…
• Mantiene las manos y los dedos un poco abiertos la mayor parte del tiempo.
• Aprieta un dedo si alguien se lo pone en su manito.
• Cuando está boca arriba, casi llega a darse vuelta.
• Cuando está boca abajo, gira la cabeza hacia un lado.
• No sostiene su cabeza solo.
• Hace ruidos con la garganta y gorjeos.
• Succiona sin problemas.
• Le asustan los ruidos, los gritos fuertes y las luces muy brillantes.
• Coordina los movimientos laterales de los ojos.
• Mira a los ojos a la madre y probablemente sonría al verla u oír su voz.
• Reacciona a sensaciones más o menos placenteras, con calma o con llanto.
• Puede dormir de dos a tres horas entre alimentos. A veces, duerme más de cinco horas seguidas por la noche.


A los dos meses de vida, el bebé…
• Alza y sostiene la cabeza por unos segundos cuando está boca abajo.
• Adquiere más control sobre su cuerpo. Empieza a mover los brazos y las piernas de manera más coordinada y uniforme. Y hasta “pedalea” con los pies cuando algo le emociona.
• Pone sus manos arriba de la cabeza cuando juega.
• Puede torcer el cuerpo y mover la cabeza de lado a lado.
• Puede meter su mano en la boca para chuparla.
• Se mira las manos con más frecuencia y fijamente.
• Distingue personas y voces diferentes.
• Fija la vista en personas y objetos que despiertan su interés. Sigue a su madre con la mirada cuando se mueve.
• Ahora no solo le sonríe a su madre, también a otras personas.
• Susurra y gorjea cuando algo o alguien llama su atención.
• También muestra su desagrado mediante el llanto.
• Se mantiene más despierto durante el día, pero toma varias siestas.
• Reacciona a sonidos y se voltea para ver de dónde provienen.


A los tres meses de vida, el bebé…
• Empieza a sostener completamente su cabeza.
• Puede sostener la cabeza cuando alguien lo endereza.
• Sonríe con facilidad.
• Observa sus manos, juega con ellas y se las lleva a la boca.
• Se lleva todos los objetos que pueda a su boca.
• Presta atención a los estímulos verbales.
• Puede seguir con la mirada un objeto, de manera continua.
• Intenta tomar objetos. Inicia la etapa de transición entre la prensión refleja y la prensión voluntaria.
• Empieza a distinguir formas y colores.
• Aumenta el tiempo de vigilia.